Saltar al contenido

Las mejores cirugías para bajar de peso en Lima

¿Cuáles son las cirugías para bajar de peso en Lima más efectivas? ¿En que consiste cada una? , son unas de las preguntas que responderemos a lo largo de este artículo.

Aquellas personas que han intentado todo tipo de dietas y métodos alternativos para perder peso de manera natural y no lo han logrado, generalmente piensan en la cirugía como un opción más rápida y eficaz para deshacerse de eso kilos que afectan tanto al organismo.

Las cirugías para bajar de peso en Lima han experimentado un incremento en los últimos años . Estas operaciones quirúrgicas restrictivas funcionan cuando se reduce el tamaño original del estómago ralentizando la digestión de los alimentos. Normalmente, el estómago puede albergar 50 ml de volumen de alimentos y puede ensancharse para alcanzar un espacio suficiente para 4 litros de volumen, más de allí, provocará el vómito. El cuerpo se verá obligado a expulsar el exceso de alimentos ingeridos.

Hacer más pequeño el estómago obligará a comer menos. Cuanto menos comes, más peso pierdes. Por esta razón, las cirugías restrictivas malabsortivas cambian la manera de consumir alimentos. Construyen un estómago más pequeño y también evitan o eliminan parte del tracto digestivo, esto hace que la absorción de calorías sea más difícil para el organismo. Muy pocas veces los médicos realizan cirugías malabsortivas solamente, también realizan derivaciones intestinales, por aquello de los efectos secundarios.

Una de las técnicas más avanzadas es la implantación de un dispositivo eléctrico, capaz de provocar la pérdida de peso mediante la interrupción de la señales que envía el estómago al cerebro a través del sistema nervioso.

Los procedimientos más reconocidos y que brindan los mejores resultados son:

Banda gástrica ajustable

Este tipo de cirugía restrictiva consiste en la colocación de una banda gástrica inflable que comprime el estómago en dos secciones, creando una bolsa superior más pequeña y otra sección inferior más grande. Estas secciones permanecen conectadas por un pequeño canal, éste se encarga de ralentizar el vaciado de la bolsa superior. Lo que se traduce en una sensación de llenura, generalmente las personas no pueden consumir más de una taza de alimento antes de sentirse muy lleno. Además la comida que ingiere debe ser bien masticada y de alimentos suaves.

Es una cirugía más fácil de realizar y más segura que otras operaciones como el bypass gástrico, la cicatriz es más pequeña y su recuperación es más rápida. Además se puede someter a una nueva cirugía para extraer la banda gástrica elástica. También permite la posibilidad de ajustar la banda, puede apretarse para restringir más el tamaño del estómago. Pero también podrá aflojarlo.

Hay pacientes que experimentan una pérdida de peso poco dramática en comparación con otras cirugías restrictivas. También pueden recuperar el peso a lo largo del tiempo. Uno de los efectos secundarios de la banda gástrica son los vómitos al comer muy rápido; puede deslizarse, gotear o aflojarse; como cualquier otra cirugía hay riesgos de infección y algunos pacientes necesitan más de una cirugía.

Gastrectomía en manga

Se trata de otro tipo de cirugía para la pérdida de peso restrictiva, lo que hace el cirujano es extraer aproximadamente el 75% del estómago, quedando tan solo una estrecha manga o tubo que conecta con los intestinos.

Una gastrectomía en manga puede ser la primera de otras cirugías para la pérdida de peso, en algunos casos puede ser la única que necesiten. Para algunos pacientes muy obesos varias cirugías pueden ser muy riesgosas. La gastrectomía en manga es una cirugía sencilla con menos riesgos a perder peso. Después del año o año y medio puede ser que amerite una segunda cirugía, una vez que haya perdido peso y mejorado su salud, que podría ser un bypass gástrico.

Como no afecta directamente los intestinos, la gastrectomía no afecta tampoco la adsorción de los nutrientes. A diferencia de las bandas gástricas, la gastrectomía en manga es irreversible. Además, como se trata de un procedimiento prácticamente nuevo, los beneficios y los riesgos a corto plazo se están evaluando todavía. Los riesgos más comunes son: coágulos de sangre, infección y pérdida de la manga.

Bypass Gástrico

Es una cirugía que combina los enfoques malabsortivos y restrictivos. Consiste en la división del estómago en dos secciones, separando totalmente el acceso de la parte superior de la inferior. Para luego conectar la sección inferior directamente con el intestino delgado. Dicho en otras palabras, el cirujano crea un atajo para los alimentos que evitan una parte del estómago y pasan directamente de su parte inferior al intestino delgado. Este salto se traduce en menor absorción de calorías.

La pérdida de peso por bypass es dramática y rápida, el 50% de esto ocurre en los primeros 180 días pudiendo continuar hasta por 2 años luego de la cirugía. En la misma proporción en que se pierde peso se observan mejoras en otras enfermedades relacionadas con la obesidad como la diabetes, apnea del sueño, colesterol alto, acidez estomacal y presión arterial alta. También ha mostrado resultados positivos a largo plazo, hay pacientes que han mantenido su bajo peso por más de 10 años.

Una desventaja de este tratamiento es que ya no podrás absorber los alimentos como antes del bypass, por lo que no obtendrás suficientes nutrientes. Sumado a esto está la pérdida de hierro y calcio, esta ausencia puede derivar en anemia y osteoporosis. Esto te lleva a tener que consumir de por vida suplementos vitamínico.

Del bypass gástrico se deriva el síndrome de descarga, que consiste en el paso muy rápido de los alimentos directamente a los intestinos sin haber sido digeridos correctamente. Además, un 85% de las personas intervenidas sufren de dumping, presentando náuseas, sudoración, dolor, distensión abdominal, diarrea y debilidad. Generalmente el consumo de alimentos con altos niveles de azúcares y carbohidratos suelen provocar vómito. Aunque es mejor considerarlo irreversible, ha tenido que ser revertido en algunos casos aislados.

Debido a la complejidad de la cirugía, el bypass gástrico puede presentar más complicaciones, más riesgos de infección y coágulos de sangre, además incrementa el riesgo a padecer de hernias que ameritan cirugías correctivas eventualmente. También puede haber proliferación de cálculos biliares a causa de la pérdida de peso tan rápida.

Bloqueo Vagal o vBloc

Consiste en implantar un dispositivo similar a un marcapasos cuya función es enviar pulsos eléctricos regulares al nervio vago para indicarle al cerebro que el estómago ha alcanzó su capacidad, que está lleno, debido a que el nervio vago es una conexión directa entre el estómago y el cerebro. Este dispositivo se coloca por debajo de la caja torácica y es operado por control remoto que puede ser ajustado fuera del cuerpo del paciente.

El implante de este dispositivo es menos invasivo que una cirugía para perder peso. Todo el procedimiento es ambulatorio y dura aproximadamente una hora y media con el paciente anestesiado por completo.

Los problemas que puede presentar este tratamiento es en el caso que la batería se agote por completo, en este caso el cirujano debe reprogramarla. También es posible que presente náuseas, acidez estomacal, dolor de pecho, náuseas leves, vómito, eructos y problemas para tragar. Es probable que presente alguna infección, además de dolor en el lugar del implante; la tasa de complicaciones es bastante baja, puede responder a las complicaciones comunes de una cirugía pero muy pocas veces de gravedad.

Derivación biliopancreática

Podemos decir que ésta es la versión más fuerte del bypass gástrico, donde un cirujano extrae hasta un 70% del estómago pasando de manera más drástica por alto el intestino delgado.

Un cambio duodenal es una versión menos extrema que la desviación biliopancreática, también conocida como el interruptor duodenal. Aún así es más complicado que un bypass gástrico. Con la diferencia que este procedimiento extrae menos cantidad de tu estómago y evita parte del intestino delgado sin la desviación biliopancreática. También son menos comunes el síndrome de dumping, las úlceras y la desnutrición que con una desviación biliopancreática estándar.

Este tratamiento puede resultar en una mayor pérdida de peso y es posible que más rápida que con un bypass gástrico, aunque de extrae una parte del estómago, la parte que queda es más grande que las bolsas que forma el bypass gástrico y las bandas por lo que podrá ingerir un poco más de alimentos que con las otras cirugías.

Este procedimiento es menos común que la desviación gástrica, una razón es que no permite obtener los nutrientes suficientes; además puede presentar los mismos riesgos del bypass gástrico, incluyendo el síndrome de dumping. Aunque el interruptor duodenal puede evitar algunos de estos riesgos.

Se puede decir que uno de los tratamientos más riesgosos y complicados en las cirugías de pérdida de peso. Como el bypass gástrico, esta es una cirugía con un alto riesgo a producir hernias que necesitaran otras cirugías correctivas, pero este riesgo disminuye cuando el cirujano utiliza métodos menos invasivos como la laparoscopia.

Globo gástrico / Sistema de balón intragástrico

El balón intragástrico es otra cirugía de pérdida de peso restrictiva, el procedimiento consiste en colocar un balón desinflado en el estómago que se introduce vía oral. Ya dentro se infla con solución salina lo que proporciona una sensación de llenura frenando el hambre. El globo intragástrico no puede ser administrado en pacientes que han sido operados para perder peso, por enfermedad intestinal o por insuficiencia hepática.

No involucra cirugía ni hospitalización. El balón es temporal. Permanece dentro del estómago por seis meses. El paciente puede perder hasta un 10% de su peso durante el tratamiento. Es posible que genere algo de dolor en el estómago, así como vómitos y náuseas durante los días siguientes a su ingestión.

De este tratamiento se han informado muertes, al menos cinco, producto de perforaciones y obstrucciones del estómago y el intestino respectivamente, así como por hiperinflación espontánea del globo sea por aire o por líquido, también se ha diagnosticado pancreatitis aguda causada por la presión que provoca el balón a los órganos vecinos.

AspireAssist

Este es un dispositivo con enfoque malabsortivo/restrictivo para la pérdida de peso. Consiste en introducir un tubo por una incisión en el abdomen que sera utilizado para eliminar, 20 o 30 minutos luego de comer, conectándolo a un dispositivo de drenaje externo para eliminar los alimentos directamente al inodoro. Se ha comprobado que con este tratamiento se puede eliminar aproximadamente un 30% de las calorías ingeridas. La colocación se hace bajo anestesia ligera y en muy poco tiempo.

Los estudios han revelado que se los pacientes que recibieron AspireAssist lograron perder un promedio de 12% de todo su peso corporal frente a un 3.6% que lo combinaron con ejercicios y dietas. También que los pacientes perdieron la mitad de su peso extra en el siguiente año a la colocación del tubo.

El equipo introducido amerita ajustes debido al uso constante por lo que se hace necesario los viajes constantes al médico. También deben adquirir un tubo de drenaje de reemplazo debido al uso; además puede presentar efectos secundarios como náuseas, diarrea, vómito, indigestión y estreñimiento.

La colocación del tubo mediante cirugía puede provocar dolor de garganta, sangrado, náuseas, distensión abdominal, neumonía y hasta podría perforar el intestino o el estómago. Los pacientes suelen sufrir malestar, irritación, malestar, dolor, inflamación o endurecimiento de la piel en el contorno del tubo. Si se llega a retirar el tubo es necesario colocar una fístula como pasaje anormal entre la pared del abdomen y el estómago.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *