Liderar los procesos de atención en el manejo de los pacientes con neoplasias malignas sólidas o hematológicas, en dolor y cuidado paliativo y en trasplantes de médula ósea, tanto en niños como en adultos, mediante la implementación de programas y la aplicación de protocolos de manejo basados en la mejor evidencia científica disponible y en el respeto a la vida y a la dignidad de la persona y de sus familiares; generando una excelente calidad en el servicio, caracterizada por la atención integral de la persona, la costo- efectividad y el mejoramiento continuo.